Aire nuevo en casa con pequeños retoques

Aire nuevo en casa con pequeños retoques

Existen dos tipos de personas: las adictas a los cambios y las novedades y las que prefieren la estabilidad y la rutina. Ambos caracteres son totalmente contrarios y antagónicos. Estos dos tipos de forma de ser tienen sus consecuencias en el hogar: los primeros tienen preferencia por cambiarse de casa, mover los muebles de sitio, modificar el color de las paredes, el mobiliario… Los segundos son maniáticos en que todo permanezca igual y se sienten bien conociendo su casa al dedillo, sabiendo que ocurra lo que ocurra en su día a día el hogar es un lugar estable y seguro al que volver.

Atendiendo a la economía doméstica, sale mucho más rentable pertenecer a los del segundo grupo. Pero por