Cambia los muebles con poco presupuesto

Cambia los muebles con poco presupuesto

Como te decíamos en nuestro artículo anterior, queremos que puedas disfrutar de cambios en tu casa sin invertir mucho dinero, o al menos que lo que inviertas te resulte lo más rentable posible a medio y largo plazo.

Cambiar los muebles siempre supone un desembolso, pero no en todos por igual.

Los muebles destinados al descanso, como son las camas, los sillones, los sofás y las sillas (y en especial las sillas y sillones de estudio, que van a ser usadas durante muchas horas) son en el mobiliario en el que realmente hay que invertir dinero. Es decir, que el resto puede ser opcional. Tener un buen colchón y un somier de láminas (tanto en las camas como en los sofás) debe ser imprescindible, pero no tanto otros detalles como si el exterior del sofá es de piel o se puede convertir en cama. Los dormitorios juveniles modernos no necesitan unas sábanas de raso ni una colcha de plumón. Al final el aspecto de las habitaciones depende mucho más de los pequeños detalles que de la calidad de materiales, que a veces responden más a una intención decorativa que a la necesidad de calidad.

cojines3Para el resto del mobiliario, como mesitas y armarios auxiliares, cajoneras o estanterías, podemos permitirnos sin problema el reciclaje de materiales. En España aún no está bien visto recoger muebles de la basura o acudir a un trastrillo a comprar muebles, pero en realidad esto responde mucho más a los remilgos de una sociedad de nuevos ricos acostumbrada a derrochar y a nadar en la abundancia que al conocimiento concienzudo y responsable de quienes miran por sus bolsillos y reservan algo para el día de mañana. a veces un buen lijado y una mano de barniz y de pintura hacen maravillas. Y lo mismo podemos hacer con nuestros propios muebles viejos. También podemos añadir y quitar estantes; una cajonera con los cajones rotos puede convertirse en una estantería; las maderas sueltas pueden servir como marco de cuadros para la decoración o lienzos para plasmar nuestros propios dibujos… Las opciones son infinitas. En cualquier tienda de manualidades y pinturas de nuestra ciudad nos podrán informar de técnicas y procedimientos que nos ayudarán a conseguir un resultado de calidad.

El mobiliario exterior, que es el que más tendrá que soportar las inclemencias del tiempo, puede arreglarse con una de estas económicas opciones, reciclando taburetes y mesillas auxiliares, con solo añadir unas telas y unos cojines que los hagan más confortables. Para los tiempos que corren, ahorro e imaginación al poder.

Deja una respuesta