Disfraces para el jardín y para carnaval

Disfraces para el jardín y para carnaval

Los Carnavales son una excusa perfecta para disfrazarse, sea donde sea, incluso para esas fiestas en jardín que tanto gustan en muchos lugares de nuestra geografía.  Aunque antes de nada vamos a saber más sobre los Carnavales:

¿Cuál es origen de los Carnavales?

Lo primero que hay que saber es que Carnaval significa “adiós a la carne” y su celebración es antes de que se celebre la cuaresma. Todo viene de que cuando no había medios de refrigerar los alimentos en tiempos pasados, se tenía que comer lo que se pudiera pudrir.

Una buena manera de celebrarlo era con una fiesta, por lo que la celebración era del tipo de la que hacemos actualmente.

El jardín y sus disfraces

Como decimos, al igual que la mayoría de las fiestas, el paganismo es una de las principales causas de su aparición.  En este caso nació hace más de 5000 años. Fue en la época romana cuando esto llegó al máximo,  pues lo que hacían era emborracharse muchos días rindiendo honor a Baco, el que es el dios del vino.

En esos días, se producía un estado donde todo el mundo, con independencia de si era esclavo o liberto se lo pasaba bien. Lo más importante es que se podían llevar todo tipo de disfraces, para así poder sumarse a los desfiles o las fiestas.

Lo cierto es que tuvo un gran éxito esta fiesta que se extendió por el continente europeo y americano, especialmente en los países que son católicos.

Algunas ideas para disfrazarse en las fiestas de jardín

Con independencia de la edad, lo cierto es que hay muchos posibles disfraces para pasarlo en grande en las fiestas que se desarrollan en los jardines. En la casa de los disfraces, creen que el sector ha visto como multitud de negocios han crecido para dar respuesta al aumento de personas que quieren disfrazarse, sea para carnavales, cumpleaños o fiestas de todo tipo.

Caracol

Entre las muchas ideas, tampoco debemos olvidarnos del reciclaje o de utilizar materiales. Pues con algo de papel embalaje que esté enrollado, se puede contar con un disfraz de caracol. Si se hace sobre una mochila, vamos vas incluso a tener asas para poder llevarla.

Otros insectos

No solo de caracoles vive el disfraz, pues también hay otros como las mariposas que son muy populares, aunque realmente es más parecida a una polilla, lo cierto es que es más bonita.

Las abejas, como no, deben estar presentes, no olvidemos que este insecto es el que tiene una función polinizadora, que es vital para que se pueda contar con una jardinería sostenible y para el futuro del planeta, lo que también es bastante atractivo para animarse a disfrazarse.

Las mariquitas. Un animalito que da mucho juego para disfrazarse, todos recordamos sus colores rojo y con puntos negros, los cuales pueden complementarse con una diadema de antenas.

A este respecto, debemos hablar de las flores, un disfraz con muchas posibilidades y del que se pueden también beneficiar tanto niños como mayores. Aunque nosotros pensamos que hay que preguntar antes a los pequeños, para ver si quieren llevar esta clase de ropa. Eso sí, estamos seguros que si lográis que lo lleven aunque sea 5 minutos, seguro que tendréis una buena instantánea.

Está claro que hay muchas opciones a la hora de disfrazarse en un jardín y más si queremos hacerlo con la temática donde se realiza la fiesta. Aunque sean los que más pegan, también os animamos a utilizar otros, pues el caso es disfrazarse y pasar un buen rato con la familia o los amigos.

Mucho se ha hablado de los grandes e importantes beneficios que tiene el tomar la identidad o las ropas de algo o de alguien y creemos que es una buena alternativa que ha ido creciendo en estos últimos años, por eso el gran éxito que tiene.

Así que ya sabéis, solo tenéis que elegir vuestro disfraz y pensar por unos instantes o vuestros pequeños, que sois ese animal, ese superhéroe o personaje actual o medieval. La verdad es que merece la pena y volvemos a reiterar que es importante saber que un disfraz es algo bastante más positivo que solo hacerse pasar por un rato por otro, la libertad y la imaginación se desarrolla y de qué manera, por lo que solo eso ya merecería el ponernos el disfraz, ¿no?

Desde aquí os animamos a que penséis en quién queréis ser vosotros o vuestros hijos y disfrutar de representar a ese personaje que queréis. ¡Seguro que lo pasaréis genial!