La decoración de los apartamentos tutelados

Los apartamentos tutelados son básicamente una opción para todas aquellas personas mayores que son autónomas y que demandan una serie de servicios asistenciales. Podríamos decir para dejarlo más claro, que tienen las ventajas de una vida independiente, pero también las de una residencia en el sentido de que tienen la asistencia y el control de su salud, así como multitud de servicios que hacen que su día se gestione con mayor facilidad.

En el caso de mis abuelos les vino genial, aunque están bien vivían en un piso sin ascensor donde era un suplicio bajar a comprar, 4 plantas que ya se les hacían muy cuesta arriba. Habíamos hablado con una vecina de nuestra urbanización de este tipo de apartamentos y mis padres encontraron en Sanvital el sitio adecuado.

Las instalaciones modélicas y con amplitud, además de una amabilidad y trato cercano de los profesionales que sientes que de verdad conocen las problemáticas y trabajan para hacer la vida más fácil a las personas de la tercera edad.

Apartamentos tutelados una interesante opción

En el apartamento te dan las opciones de poder amueblarlo a tu gusto con tus propios muebles o te lo dan amueblado. Mis abuelos querían tener lo fundamental de su casa allí, por lo que muchos muebles los movimos, pero lo cierto es que varias cosas del apartamento amueblado nos encantaron y mis padres tomaron buena nota.

Muebles bastante prácticos y que tenían una magnífica pinta, lo que les llevó a interesarse por ellos para un apartamento en Gandía que habíamos comprado recientemente. Vimos por internet que en circulomuebles tenían unos muebles muy similares y los encargamos, por lo que gracias a su buen servicio los teníamos en una semana después en nuestro apartamento playero instalados.

Es realmente increíble el tema de los apartamentos tutelados y el mimo con el que al menos en Sanvital tratan a las personas mayores. Mientras que uno puede valerse, pueden tener tu apartamento cómodo y encima vigilan porque no te falte de nada y puedas dedicarte a pasear, echar tu partida o ver la tele con tus amistades sabiendo que un grupo de profesionales velan por ti.

En el caso de la salud, también se evitan problemas, pues tienen un equipo médico que se encarga de tener controlados a todos los residentes, por lo que no tienen problemas de olvidos de tomar medicación o descontroles. Esto es algo que mi abuela llevaba fatal cuando vivían solos. Es algo despistada y muchas veces se le olvidaba tomar una medicación que en su caso debe llevar a raja tabla.

Mucha gente cuando piensa en residencia se imagina un sitio lúgubre, pero para nada, si además optas por una vía media como es un apartamento tutelado, lo ves como una opción a considerar para cuando llegue el momento, que nos llega a todos de no podernos valer totalmente por nosotros mismos.

Ahora cuando damos una vuelta por la zona del piso donde vivían mis abuelos charlamos con las vecinas y tratamos de convencerlas para que se miren lo de los apartamentos tutelados, pero ya se sabe a las personas mayores a veces es complicado convencerlas de los cambios.

En nuestro caso hemos salido plenamente satisfechos e incluso nos ayudaron a inspirarnos para la decoración de nuestro apartamento en la playa. Suena raro, pero es que realmente le ponen mucho gusto, ante todo que sea práctico, algo que se nos olvida muchas veces cuando amueblamos los apartamentos de las playas, mucho espacio abierto y nada de cosas superfluas.

Así que ya sabes, si tienes a tus abuelos o padres en ese momento de su vida donde necesitan un poco de ayuda, que no te dé cosa, informaros de los apartamentos tutelados que haya cerca de vuestro lugar de residencia o del suyo, los visitáis y así uno se puede hacer a la idea.

Para nosotros son todo un acierto, pero cada familia y cada persona es distinta, aunque ya os lo digo, hemos ganado en tranquilidad. Aquí sabes que, si uno de mis abuelos se cae, en 2 minutos puede tener a personal del centro para asistirles, algo que nos preocupaba cuando vivían solos. Ahora todo eso ya es pasado y contamos con la seguridad de una residencia profesional.