¿De qué se ocupa un Administrador de Fincas?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

Muchas veces, pasamos dando un paseo por delante de instituciones o de servicios por la calle y no nos paramos a pensar qué son exactamente y para qué sirven. Este es el caso del “Administrador de Fincas”.

¿Cuántas veces habremos pasado por delante de ellos sin pararnos a pensar qué, en un futuro, podríamos necesitar de sus servicios? El problema es que, en ocasiones, no sabemos qué tipo de especialista necesitamos para la situación a la que nos enfrentamos, y saber a dónde hemos de acudir para solucionarlo es difícil.

Hoy, te lo explicamos todo sobre este servicio para que sepas más más del tema.

La figura del Administrador de Fincas en la historia

La figura del administrador de fincas tiene sus raíces en la antigua Roma, donde existían los «procuradores«, que eran los encargados de administrar las propiedades de los patricios. Por si no lo sabías, los patricios eran los más poderosos, eran los grandes propietarios de tierras. Eran los únicos «ciudadanos» romanos que podían votar y ser elegidos para cargos públicos y religiosos. Estos procuradores tenían como función principal velar por el mantenimiento y la gestión de las propiedades, así como la recolección de rentas y el pago de impuestos.

Durante la Edad Media, los señores feudales designaban un administrador para que se encargara de la gestión de sus tierras y propiedades. Estos administradores eran conocidos como «mayordomos» y tenían a su cargo la organización de la producción y la gestión de los recursos de las fincas.

En la época moderna, con el auge de la propiedad privada y el surgimiento de las comunidades de vecinos y edificios de apartamentos, la figura del administrador de fincas se fue consolidando como un profesional especializado en la gestión de este tipo de propiedades. En algunos países, como España, la figura del administrador de fincas se encuentra regulada por ley y es obligatoria su contratación en comunidades de propietarios con más de 30 viviendas o locales.

Hoy en día, los administradores de fincas se han convertido en una figura clave en la gestión y mantenimiento de las propiedades inmobiliarias, ofreciendo servicios especializados para asegurar el funcionamiento correcto y la satisfacción de los propietarios y vecinos.

¿Para qué sirve un administrador de fincas?

Un administrador de fincas es un profesional encargado de gestionar y administrar comunidades de propietarios o fincas urbanas, ya sean edificios de viviendas, locales comerciales o garajes. Su función principal es velar por el correcto funcionamiento y mantenimiento de las propiedades, así como la gestión de los servicios y suministros necesarios para su adecuado uso y disfrute.

Entre las funciones específicas que puede desempeñar un administrador de fincas se encuentran las siguientes:

  • Convocar y presidir las juntas de propietarios y redactar las actas correspondientes.
  • Gestionar y controlar los pagos de los gastos comunes y los impuestos correspondientes.
  • Coordinar y supervisar el mantenimiento de las instalaciones y servicios comunes (ascensores, jardines, limpieza, etc.).
  • Mediar y resolver conflictos entre propietarios y vecinos.
  • Asesorar sobre cuestiones legales y técnicas relacionadas con la propiedad y su gestión.
  • Realizar gestiones administrativas y tramitar documentación relacionada con la propiedad y su gestión.

En resumen, un administrador de fincas sirve para facilitar y optimizar la gestión y mantenimiento de las propiedades de los propietarios, ofreciendo servicios profesionales especializados en la administración de bienes inmuebles.

¿Qué dice la ley española sobre el Administrador de Fincas?

Las leyes son siempre muy difíciles de comprender, pero ahora desglosamos la ley que se encarga de los administradores de fincas para ti.

En España, la figura del administrador de fincas está regulada por la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), que establece las normas y obligaciones que deben cumplir los administradores de fincas en su labor de gestión de las comunidades de propietarios.

La Ley de Propiedad Horizontal establece que el administrador de fincas es el representante legal de la comunidad de propietarios y tiene como función principal velar por el correcto funcionamiento y mantenimiento de las propiedades comunes. Para ello, el administrador de fincas debe convocar y presidir las juntas de propietarios, gestionar los pagos de los gastos comunes, coordinar el mantenimiento de las instalaciones y servicios comunes, mediar en conflictos entre propietarios, asesorar en cuestiones legales y técnicas, entre otras funciones.

Además, la Ley de Propiedad Horizontal establece que los administradores de fincas deben cumplir con una serie de requisitos para ejercer su profesión, como estar en posesión de un título universitario o de formación profesional en administración de fincas o contar con una experiencia mínima de tres años en el ejercicio de esta actividad.

Asimismo, la Ley de Propiedad Horizontal establece que los administradores de fincas deben estar inscritos en el Registro de Administradores de Fincas del Colegio Profesional correspondiente, que es el organismo encargado de velar por la profesionalidad y el cumplimiento de las normas por parte de los administradores de fincas en España.

En definitiva, la Ley de Propiedad Horizontal establece las normas y obligaciones que deben cumplir los administradores de fincas en España para asegurar una gestión eficiente y transparente de las comunidades de propietarios y garantizar los derechos y deberes de los propietarios y vecinos.

Razones por las que lo necesitas

Antes que nada, es importante saber que un administrador de fincas puede trabajar en cualquier comunidad de propietarios, independientemente de su tamaño o ubicación geográfica. Las comunidades de propietarios son aquellos conjuntos inmobiliarios en los que varios propietarios tienen derechos de propiedad y uso sobre distintos elementos comunes, como zonas ajardinadas, piscinas, ascensores, etc.

Además, los administradores de fincas también pueden trabajar en otras comunidades de propietarios, como urbanizaciones, complejos residenciales, centros comerciales, naves industriales, edificios de oficinas, etc.

Existen varias razones por las que es recomendable contar con un administrador de fincas en la gestión de una propiedad inmobiliaria:

  • Profesionalidad y experiencia: Los administradores de fincas son profesionales especializados en la gestión y mantenimiento de propiedades inmobiliarias. Cuentan con una formación específica y experiencia en la resolución de problemas y conflictos que pueden surgir en una comunidad de propietarios.
  • Ahorro de tiempo y esfuerzo: La gestión de una propiedad inmobiliaria puede ser compleja y llevar a cabo mucho tiempo. Un administrador de fincas se encarga de las tareas administrativas y técnicas necesarias, lo que permite a los propietarios ahorrar tiempo y esfuerzo en la gestión de su propiedad.
  • Ahorro de costes: El administrador de fincas puede negociar y contratar servicios a precios más competitivos debido a las relaciones establecidas con proveedores y profesionales del sector. Además, puede asegurarse de que los gastos comunes se gestionen de manera eficiente y justa, evitando los costes innecesarios.
  • Garantía de cumplimiento de la normativa: Los administradores de fincas conocen las normativas y leyes que suceden a la gestión de las propiedades inmobiliarias y se aseguran de que se cumplirán en todo momento.
  • Resolución de conflictos: El administrador de fincas actúa como mediador en los conflictos que pueden surgir entre propietarios o vecinos, impidiendo que se conviertan en situaciones de tensión o litigios.
  • Mantenimiento y conservación de la propiedad: El administrador de fincas se encarga de coordinar el mantenimiento y conservación de las instalaciones y servicios comunes, asegurando que la propiedad se encuentre en buenas condiciones y aumentando su valor.

En resumen, contar con un administrador de fincas puede suponer una gran ventaja para la gestión eficiente y efectiva de una propiedad, asegurando el correcto funcionamiento y mantenimiento inmobiliario de las instalaciones y servicios comunes, así como la resolución de conflictos y el cumplimiento de la normativa.

Asegúrate de que cuenta con experiencia y que puede brindarte el mejor servicio

Los profesionales de Admifinca nos dan algunos consejos que hemos de tener en cuenta a la hora de contratar a un Administrador de Fincas para nuestra comunidad de vecinos. Nos explican que, para contar con los servicios de un administrador de fincas, no se requiere ningún requisito específico por parte de los propietarios. Sin embargo, es recomendable tener en cuenta ciertos aspectos antes de contratar los servicios de un administrador de fincas”:

  1. Verificar la experiencia y la formación del administrador de fincas: Es importante asegurarse de que el administrador de fincas cuenta con la formación y experiencia necesarias para llevar a cabo su trabajo. Se recomienda buscar referencias o solicitar información sobre su formación y experiencia previa.
  2. Comprobar la inscripción en el registro de administradores de fincas: Los administradores de fincas deben estar inscritos en el registro correspondiente, como ya te hemos explicado con anterioridad, lo que garantiza que cumplen con los requisitos legales para ejercer su profesión. Es recomendable comprobar que el administrador de fincas está registrado en el Colegio Profesional correspondiente.
  3. Conocer las condiciones del contrato de administración: Antes de contratar los servicios de un administrador de fincas, es importante conocer las condiciones del contrato, como los servicios incluidos, las tarifas y los plazos de pago. También es recomendable preguntar por los servicios adicionales que puedes llegar a necesitar y conocer los precios correspondientes.
  4. Comprobar las referencias y la reputación del administrador de fincas: Es recomendable pedir referencias a otros propietarios que hayan trabajado con el administrador de fincas o buscar información en internet sobre su reputación y trayectoria profesional.

Ahora ya sabes para qué podrías llegar a necesitar un Administrador de Fincas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Las ventanas de PVC son lo mejor

En este artículo los lectores conoceréis información sobre las ventanas de PVC ya que se encuentran fabricadas con un material de plástico que es de

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Scroll al inicio