¿Cuáles son las ventajas de las persianas venecianas?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

Las persianas venecianas se componen de lamas horizontales de madera, aluminio o PVC. Son versátiles y permiten regular la entrada de la luz.

La combinación del grado de apertura de la persiana con la inclinación de las lamas evitan los reflejos en el televisor, pero también crean juegos de luces.

Estas persianas consiguen crear un ambiente acogedor y lleno de calidez. Las de madera se adaptan a cualquier estilo decorativo, ya sea minimalista, rústico o moderno.

Además, están fabricadas con materiales resistentes y no requieren mantenimiento. Los profesionales de Vidroplast Cantabria explican que estas persianas ofrecen un buen control térmico de la estancia.

En invierno es mejor que la cara cóncava de las lamas mire hacia dentro, sin embargo, en verano para mantener el frescor, esta debe orientarse hacia fuera.

Los modelos con lamas de aluminio o PVC, son perfectos para ambientes minimalistas. Te recomendamos un modelo fabricado en aluminio, de color metal y con mecanismo de cordón.

Además, se pueden colocar en ambientes húmedos como el baño o la cocina. Para limpiar las láminas es necesario quitarlas. A continuación, te explicamos cómo quitar persianas venecianas.

-Para desmontar la persiana debes subirla a su altura más alta tirando del control del cable, luego tirando del cable hacia un lado.

-Afloja el agarre y comprueba que las persianas estén bloqueadas en su sitio.

-Revisa el riel superior, si tiene una placa frontal desmontable, retira la placa frontal para revelar los soportes a ambos lados del riel superior.

-Examina los soportes para comprobar cómo se abren. Usa un destornillador de punta plana para abrir la cara frontal y retira el riel superior tirando de él hacia afuera de la ventana. Coloca las persianas y la cabeza fuera de la guía.

-Localiza los tornillos que sujetan los soportes en su lugar. Desatornilla y quita cada tornillo hasta que el soporte se suelte.

-Retira el soporte central desatornillando los tornillos que lo sujetan a la pared.

-Estira de las láminas para que salgan por completo.

-Ya puedes limpiar la veneciana sin problema. Para colgarla de nuevo, debes seguir el mismo proceso.

Muchas personas también optan por los estores enrollables porque permiten un control de la luminosidad y de la privacidad de los espacios.

Son fáciles de instalar, ocupan poco espacio y se adaptan a cualquier tipo de ventana. Se instalan tanto en el interior como en el exterior de la ventana.

Aunque también hay versiones para integrar directamente sobre la ventana, para un total aprovechamiento del espacio.

Te permiten filtrar o bloquear completamente la luz, ya que puedes elegir la más completa oscuridad o una atmósfera más relajada. Son más fáciles de usar que las cortinas y más silenciosos.

Los estores enrollables dobles ofrecen luz y privacidad, porque combinan dos tipos de telas, una suele ser traslúcida y la otra opaca.

Los estores plisados están compuestos por un solo panel que se pliega gracias a unas guías verticales y puedes encontrarlos en una amplia gama cromática. Se adaptan a cualquier estilo y ocupan muy poco espacio cuando están recogidos.

Son sencillos y ligeros. Si buscas un oscurecimiento total te aconsejamos que optes por un modelo en gris oscuro y con un acabado opaco.

En los estores plegables, la tela se recoge verticalmente formando pliegues horizontales. Si llevan varillas, se denominan estores pacchetto.

Con un sistema de accionamiento muy similar al de las persianas venecianas. Los estores plegables son fáciles de limpiar y mantener.

La revista ¡HOLA! informa que «el estor plegable se realiza en prácticamente cualquier tipo de tejido; incluso en los más livianos. Debes tener en cuenta que si la tela es muy fina (tipo visillo), el estor pierde cuerpo».

Si tu casa tiene un estilo nórdico apuesta por las cortinas venecianas y por los paneles japoneses. Las casas nórdicas buscan la luz a través de utilizar colores neutros y claros.

También se incluyen elementos naturales como los muebles de madera, para conseguir espacios más cálidos. En este estilo tampoco puede faltar el cuero para sofás y alfombras.

Aunque se busque un salón muy luminoso, también se necesita privacidad. Las cortinas venecianas o japonesas son ideales para esta decoración minimalista. Escoge tejidos naturales como el algodón, la seda o el lino.

Las cortinas japonesas son modernas y perfectas para cubrir grandes ventanales que van del techo al suelo. Están inspiradas en los paneles de bambú que se utilizaban para separar las estancias de una casa en Japón.

Su funcionamiento es como el de un estor pero en vertical. Encontrarás varios diseños, ya que hay telas finas que dejan pasar la luz y otras son más gruesas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Las ventanas de PVC son lo mejor

En este artículo los lectores conoceréis información sobre las ventanas de PVC ya que se encuentran fabricadas con un material de plástico que es de

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Scroll al inicio