Construir una piscina en casa: ¿de sal o de cloro?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

Quien tiene la oportunidad de construir una piscina en casa puede tener dudas sobre qué tipo de piscina escoger. Una de las dudas más frecuentes es: ¿de sal o de cloro? Pero antes de tomar la decisión es importante seguir estos pasos para la construcción de la piscina como tal: 

  1. Investigar y planificar. Verifica las regulaciones locales para poder llevar a cabo la construcción. Es recomendable consultar a las autoridades locales todas las dudas al respecto, cuáles son las regulaciones y los permisos necesarios para construir una piscina en tu propiedad.
  2. Definir las necesidades. Determina el tipo de piscina que deseas (por ejemplo, piscina enterrada, sobre el suelo, de concreto, de fibra de vidrio, etc.) y el tamaño adecuado según el espacio y el presupuesto.
  3. Establecer un presupuesto: Determina cuánto estás dispuesto a invertir en la construcción y mantenimiento de la piscina.
  4. Diseño y contratación. Son dos aspectos clave. Es importante consultar a profesionales. Busca una empresa que tenga experiencia en la construcción de piscinas. Pide recomendaciones, revisa su historial y solicita presupuestos. Junto al profesional elegido diseña cómo quieres que sea tu piscina. Explica qué forma quieres que tenga, el tamaño, color, tipo de materia, la profundidad y todos los aspectos que requiere el diseño de una piscina. Ten en cuenta también la ubicación, el sistema de filtración y cualquier característica adicional que desees, como la iluminación o elementos de acceso. 
  5. Permisos y aprobaciones. Obtén los permisos necesarios. Para ello, debes presentar los documentos y planos requeridos y seguir los procedimientos para obtener los permisos de construcción correspondientes.
  6. Construcción de la piscina. Para comenzar, lo primero es preparar el terreno y elegir la zona donde se va a construir la piscina. A partir de ahí, empieza todo el proceso. Desde la excavación según el diseño acordado hasta la construcción de la estructura de la piscina utilizando los materiales elegidos. La instalación de la fontanería también es un punto importante, junto a la filtración. Ten en cuenta los acabados finales, como la instalación del revestimiento, los azulejos y los accesorios de la piscina. Por último, el relleno y nivelación de la piscina con agua.
  7. Mantenimiento y seguridad.  Es importante conocer toda la información sobre los cuidados y el mantenimiento regular que necesita la piscina, como el equilibrio químico del agua, la limpieza del sistema de filtración y el mantenimiento de la bomba. Debes asegurarte de cumplir con las regulaciones de seguridad, como la instalación de cercas, alarmas o cubiertas de seguridad para evitar accidentes, especialmente si tienes niños en casa.

Estos son los pasos básicos y generales de cualquier proceso de construcción de una piscina, aunque puede variar en función de las características de cada proyecto. 

¿Qué materiales son necesarios para construir una piscina?

La elección de los materiales para la construcción de una piscina puede variar dependiendo del tipo de piscina que se quiera construir y de las preferencias personales. Algunos materiales comunes utilizados en la construcción de piscinas son los siguientes

  • Hormigón armado. Es uno de los materiales más populares para construir piscinas. Se utiliza una estructura de acero reforzado y se vierte el hormigón en el lugar para formar las paredes y la base de la piscina. El hormigón ofrece durabilidad y flexibilidad en términos de diseño y permite dar forma a la piscina a gusto del cliente. 
  • Piscinas prefabricadas de fibra de vidrio. Son piscinas que se fabrican en fábrica y luego se instalan en el lugar. La estructura de la piscina está hecha de una cáscara de fibra de vidrio reforzada con resina. Las piscinas de fibra de vidrio son rápidas de instalar y ofrecen una superficie lisa y duradera.
  • Paneles de acero. Son aquellos que se construyen utilizando paneles de acero galvanizado. Estos se ensamblan y se les aplica una capa protectora. Los paneles de acero proporcionan resistencia estructural y pueden adaptarse a diferentes formas y tamaños de piscinas.
  • Piscinas de bloques de hormigón. Se construyen apilando bloques de hormigón y reforzándolos con acero. Luego, se revisten y se terminan con una capa de acabado, como azulejos o pintura. Este tipo de piscina permite una construcción más flexible, que se puede adaptar a diseños personalizados.

Además de los materiales principales que se pueden emplear en una piscina, hay que tener en cuenta otros elementos esenciales para la construcción de una piscina como por ejemplo:

  • Revestimiento. Se utiliza para cubrir las paredes y el suelo de la piscina. Pueden ser azulejos, pintura epoxi, revestimientos de vinilo u otros materiales resistentes al agua.
  • Sistemas de fontanería. Incluye la instalación de tuberías, bombas, filtros y equipos de circulación de agua para mantener la calidad del agua y el funcionamiento adecuado de la piscina.
  • Accesorios. Los accesorios de la piscina incluyen escaleras, trampolines, pasamanos, iluminación, sistemas de calefacción y sistemas de limpieza, entre otros.

¿Es mejor una piscina de sal o de cloro?

La elección entre una piscina de sal y una piscina de cloro depende de las preferencias personales y consideraciones específicas. Tanto el cloro como la sal son productos fácilmente de obtener para el tratamiento del agua de las piscinas. Si no has tomado una decisión aún, estas son algunas diferencias:

Sobre las piscinas de cloro debes saber que este es un desinfectante químico comúnmente utilizado para mantener el agua de la piscina libre de bacterias, algas y otros organismos no deseados.

Las piscinas de cloro requieren la adición regular de productos químicos de cloro, como tabletas, granulados o líquidos. El objetivo es mantener los niveles adecuados de desinfección en el agua.

El mantenimiento de una piscina de cloro implica pruebas periódicas del agua para controlar y ajustar los niveles de cloro y otros químicos necesarios.

Hay que tener en cuenta que algunas personas pueden ser sensibles al cloro y experimentar irritación de la piel, los ojos o las vías respiratorias en piscinas con altos niveles de cloro. Por lo que hay que estar atento siempre a los niveles. 

El cloro para piscinas está ampliamente disponible en tiendas de piscinas, centros de mejoras para el hogar y supermercados. Viene en forma de tabletas, granulados o líquidos. Es relativamente fácil de obtener y puedes encontrarlo en diferentes presentaciones y marcas. El precio del cloro puede variar dependiendo de la forma y la marca del producto, pero en general, los productos químicos de cloro para piscinas son asequibles. Puedes encontrar cloro por diferentes precios. 

Sin embargo, las piscinas de cloro son generalmente menos costosas de instalar inicialmente que las piscinas de sal.

En cuanto a las piscinas de sal destacar que utilizan un generador de cloro salino que convierte la sal en cloro a través de un proceso llamado electrólisis salina. Esto significa que no se requiere la adición regular de productos químicos de cloro. Por lo que el agua en una piscina de sal tiene niveles más bajos de productos químicos irritantes en comparación con una piscina de cloro tradicional.

Además, muchas personas encuentran que el agua de una piscina de sal es más suave y cómoda para nadar, con menos irritación en la piel, los ojos y las vías respiratorias. Aunque las piscinas de sal pueden requerir una inversión inicial mayor debido al precio del generador de cloro salino, a largo plazo, pueden ser más económicas debido a la reducción de la necesidad de comprar y añadir productos químicos de cloro regularmente.

La sal utilizada en las piscinas de sal es sal común de grado alimenticio o sal específica para piscinas que contenga los niveles adecuados de cloruro de sodio. La sal para piscinas se puede encontrar en tiendas de piscinas y distribuidores especializados. Al igual que el cloro, es relativamente fácil de obtener. 

En cuanto al precio de la sal para piscinas varía dependiendo de la cantidad requerida y la marca. En general, la sal puede ser más cara que el cloro inicialmente debido a la necesidad de adquirir una cantidad suficiente para el tamaño de la piscina. No obstante, lo más adecuado es consultar los precios. Si estás buscando sal para tu piscina se aconseja buscar una empresa especializada. Analizando diversas webs se puede destacar Alati Oceánica, empresa especializada en sal para piscinas que garantizan agua cristalina y limpia. Con un amplio abanico de productos. 

En resumen, tanto las piscinas de cloro como las piscinas de sal tienen sus ventajas y desventajas. No existe una mejor que otra. 

A modo de resumen podemos finalizar indicando que las piscinas de cloro son más comunes y en términos generales menos costosas de instalar inicialmente. Mientras que las piscinas de sal ofrecen un agua más suave y requieren menos adición de productos químicos de cloro. La elección entre ambos tipos dependerá de tus preferencias, presupuesto, sensibilidad al cloro y el nivel de comodidad que busques al nadar. Es recomendable investigar y consultar con profesionales antes de tomar una decisión final. Aunque cabe destacar que cada vez es mayor el número de personas que se decantan por las piscinas de sal debido a sus ventajas, pero también por su ayuda a la sostenibilidad. Según el periódico El Español

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Las ventanas de PVC son lo mejor

En este artículo los lectores conoceréis información sobre las ventanas de PVC ya que se encuentran fabricadas con un material de plástico que es de

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Scroll al inicio