Ahorremos limpiando

¿Sabéis cuánto dinero llegamos a gastar en los hogares en limpieza? Es una auténtica barbaridad. Que si productos para el suelo, para el baño, para la cocina, antigrasa, para la ropa, limpia-tapicerías para los sofás, lejía, amoniaco, ¿sigo? Porque yo tengo más productos en casa que una droguería.

Antes no hacía falta casi de nada de eso, tenían dos productos contados y con eso y agua lo arreglaban todo, pero ahora te falta algo en casa y parece que se vaya a acabar el mundo. Bueno, pues os voy a dar unos trucos para ahorrar un poco en limpieza.

  1. Calidad antes que cantidad. Esto tenerlo muy claro, aunque tampoco hace falta comprar la marca más cara ni la más famosa que se anuncie en televisión. De hecho yo siempre compro marca blanca, aunque asegúrate bien antes de meterla en el carro de la compra porque he comprado productos muy buenos y muy malos también. Este consejo es extrapolable a champú, jabón, productos de limpieza en general etc… En muchas ocasiones se cae en el error de que cuánto más jabón más limpiamos. Por ello es mejor comprar un producto “decente” antes que echar media botella para limpiar bien y hacer mayor gasto. Eso es innecesario porque además se obtiene peor resultado.shutterstock_176259608reducida
  2. Utiliza productos multiusos. EL rollo de cocina y las servilletas de papel están muy bien para infinidad de cosas pero a la hora de limpiar sale mucho más económico si rompes una sábana vieja en trozos y creas trapos o utilizar servilletas de tela. Cuando parece que están llenos de suciedad y listos para la basura aún puedes lavarlos y usarlos un par de veces más. Ahorrarás dinero.
  3. Busca una línea de productos profesionales. Yo uso deterin.com, normalmente compro un detergente concentrado de su línea de productos para hostelería y con él limpio media casa, así que me ahorro la compra de otros productos ene l supermercado.
  4. Compra a granel. Si ves una oferta hazte con ella, en ese momento gastarás más pero a final de mes notarás la diferente. En lugar de comprar, por ejemplo, un cartón o un bote de jabón. Compra el paquete entero, ahorrarás.
  5. Lava la ropa en el programa de agua fría. La mayor parte de las veces las manchas que no saltan en agua fría tampoco lo hacen en agua caliente. Sólo un pequeño porcentaje de manchas son las que saltan si lavas con el agua a una temperatura superior a los 40º así que no merece la pena. Si lavas con agua fría ahorrarás energía, dinero y será mejor para tu ropa.
  6. Y por supuesto, evita tener grifos abiertos. Si vas a llenar le cubo de la fregona, hazlo sin perder de vista el cubo y el grifo porque no es la primera vez que lo dejo llenándose y me voy a hacer otra cosa que, supuestamente va a ser un segundo y, cuando regreso, el agua ya está desbordándose. Así, a lo tonto, seguro que perdemos litros y litros de agua pro el desagüe, lo que no es bueno ni para nuestra economía ni para el planeta.

Seguro que tú también tienes trucos como estos y algunos serán mucho más interesantes. ¿Por qué no nos los cuentas? Mándame un e-mail son tus trucos y publicaré los mejores en el blog con vuestro nombre.

Deja un comentario