Vivir en un ático. Te contamos cómo decorarlo

Vivir en un ático es el sueño de muchas personas, sobre todo las solteras. Y es que son tan monos, sobre todo si están abuhardillados. Son cómodos, prácticos, fáciles de limpiar y con muebles funcionales, se puede aprovechar muy bien el espacio, algo muy importante porque no suelen ser demasiado grandes. Pero también tienen desventajas, ya que si no están bien acondicionados, sino disponen de cerramientos de calidad o sostenibles, obliga a tirar mucho de calefacción y aire acondicionado, lo que además de notarse en tus facturas, contribuye a la contaminación ambiental.

Es muy importante, por tanto, elegir bien antes de comprar o alquilar un ático, tener en cuenta los materiales de construcción, la ubicación y la orientación del edificio y el precio por metro cuadrado.

Tranquilo, atractivo y con terraza

Los áticos de lujo están muy demandados en la actualidad, se vive muy bien, apenas te enteras de los ruido y hay más privacidad. A veces pensarás que no tienes vecinos, y no tener a nadie viviendo encima de ti, mola mucho. Además, serás la envidia de todas tus amistades y podrás montar fiestas en la terraza, que durante el verano puede darte mucho juego, porque grande o pequeña, la mayor parte de los áticos tienen una, y ya te puedes imaginar las vistas desde ahí.

En ocasiones, lo más atractivo de un ático resulta ser la terraza, lo cual contribuye a subir el precio. En muchos casos, los clientes es lo primero que preguntan, nos dicen en Suma, una inmobiliaria en Chamartín formada por profesionales con amplia experiencia en el mercado inmobiliario de lujo, en las zonas más exclusivas de Madrid. Está especializada en áreas como Soto de la Moraleja, Conde de Orgaz, Arturo Soria o Chamartín, y cuentan con auténticos expertos en la venta y alquiler de propiedades a particulares, empresas e instituciones, aportando a todos y cada uno de sus clientes un asesoramiento global en todas las necesidades que les puedan surgir durante todo el proceso. Si estás pensando en comprar o alquilar un ático, echa un vistazo a su página web y busca entre su amplia oferta el que más se ajusta a tus necesidades. Si lo que quieres es una buena zona, exclusiva y segura, no encontrarás un lugar mejor, pero además, en Suma encontrarás atención totalmente personalizada, la experiencia y la confidencialidad de un equipo experto y comprometido con su trabajo y con sus clientes. Esto es fundamental a la hora de realizar una inversión semejante.

Muchas veces se desperdicia el espacio que ofrece el ático abuhardillado, no se le saca utilidad y lo cierto es que la tiene. A continuación te ofrecemos algunos consejos para decorar un ático y sacarle el máximo partido al techo abuhardillado.

Decorar un ático con techo abuhardillado

Un ático abuhardillado ofrece muchas posibilidades de decoración y la mayoría de las veces no se aprovecha bien el espacio que ofrece la zona donde el techo está más bajo.

Una buena idea es poner una cama extra para los invitados, no requiere una gran inversión y te serán muy útil cuando vengan a visitarte tus familiares y amigos. En el cuarto de los niños y niñas, también quedará de maravilla, a ellos les encanta y permite ahorrar mucho espacio. Puedes elegir camas sin patas, son muy chulas y prácticas, y consiguen crear un espacio muy acogedor, fluido y cómodo.

Colocar varios cojines amontonados para tirarse a leer, escuchar música o a contemplar las estrellas en el cielo nocturno… no hay nada más relajante.

También puedes aprovechar para poner los libros. En lugar de estanterías, puedes poner tus libros y revistas. Además de decorativo es muy útil y práctico, tendrás los libros siempre a mano y te permitirá ahorrar mucho espacio.

Cajas de madera de colores. Puedes guardar las cosas que no usas o la ropa de otra temporada y además, podrás usarlas para sentarte o como mesa auxiliar. También queda estupendamente si colocas plantas encima. Eso sí, piensa que han de ser resistentes.

Si tienes perrete o gatete, puedes aprovechar para montar ahí su casita o su zona de juegos, les encantará esa intimidad que ofrece el techo bajo.

En fin, que las ventajas de vivir en un ático son infinitas igual que sus posibilidades de decoración, solo hay que echarle un poco de imaginación.