Ven a conocer los elementos imprescindibles que harán más cómoda y bonita tu cocina.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

La cocina es uno de los rincones de nuestro hogar al que más cariño le tenemos, y, además, es uno de los que más actividad desprende de todos los lugares de nuestra casa. Podemos afirmar que habrá personas en ella tanto si estamos cocinando, como si sólo buscamos un vaso de agua o algo de picar.

A pesar de que vamos de allí para allá con prisas debido al ritmo acelerado que tenemos de trabajo, muchos de nosotros nos hemos vuelto unos “cocinitas” gracias a los vídeos de Instagram y tiktok que nos enseñan incluso a hacer tortitas usando un recipiente para servir cubitos de hielo o cubitera (si, sabemos que hay opiniones de toda clase, y por supuesto no descartamos que a ti no te apetezca ponerte a cocinar nada después de un intenso día de trabajo o de llevarte todo el día lidiando con tus hijos).

A pesar de todas estas opiniones diferentes entre sí, no podemos negar que la cocina tiene una gran importancia para todos nosotros, y el que la tenga hecha un estrapalucio, probablemente no querrá visitas o cerrará la puerta cuando alguien venga. En ella, alojamos nuestros alimentos y ni falta hace decir, que debemos guardar un orden y limpieza para no acabar poniéndonos enfermos consumiendo nuestros propios alimentos.

¿Qué hay más allá de tener un buen orden, limpieza y una bonita decoración? Tras estas características, se impone la ansiada comodidad. La comodidad premia en cada rincón de nuestro hogar, y la cocina no iba a ser menos, ya que todavía nos sentimos con menos ganas de cocinar después de una larga jornada laboral, cuando nos enfrentamos a una cocina incómoda, estrecha o con grandes dificultades para encontrar la comida o cocinar.

Por este motivo, hemos creado una lista de elementos y consejos que puedes seguir para garantizar comodidad en tu cocina sin tener que renunciar al buen gusto.

¿Qué no debe faltar en una cocina?

Está muy bien tener muebles espaciosos y ordenados donde encontremos todo a nuestro gusto, pero sin duda, no hay algo que aporte mayor comodidad, que disponer de todo lo necesario para cocinar (ya sea una comida elaborada, o una pizza congelada).

¿No te da rabia cuando vienes cansado y quieres hacerlo todo lo más rápido posible, pero tienes que estar tirando de “parches” para poder realizar cualquier cosa? Pues verás, puedes despedirte de esta incomodidad si no te faltan estos elementos en tu cocina:

  1. Hornillo de gas o vitrocerámica.

Si deseas cocinar cualquier cosa, lo necesitas, créeme. Con estos elementos en tu cocina puedes hacer mucho más, que cocinar; por ejemplo, calentarte la leche. El espacio no será ningún problema, porque existen vitrocerámicas para dos personas ¿lo sabías? Además, son muy bonitas.

  1. Horno.

¿Cuántas veces has ido a un piso de alquiler y encontraste que no tenía horno? Al principio seguro que te parecía una tontería y descartaste por completo el uso del mismo. Pero ¿Qué ocurría cuando traías pizza o lasaña? Tenías que tirar de microondas o peor, comprar un mini hornito.

¿De verdad se hacen mejor las pizzas ahí? Creo que salen algo blanditas…

  1. Fregadero.

Si, el fregadero o el lavavajillas (dependiendo del tiempo que quieras dedicarle a un fregado) es imprescindible en tu cocina. No es buena idea ir llevando los platos al lavadero (antiguos, pero siguen existiendo) o al cuarto de baño ¡Algunos, incluso usan la bañera para lavar los platos!

Y yo me pregunto ¿No será más cómodo usar un fregadero?

  1. Nevera.

Sabemos que las neveras son caras, pero, aunque sea una pequeñita, debes tenerla en tu cocina. Muchos alimentos no aguantan a la fresca, y eso de comernos el chocolate derretido no es tan divertido como parece.

  1. Almacenamiento de alimentos.

Si no puedes disponer de armarios, al menos asegúrate de que haya algún estante o cajón que pueda guardar los alimentos que no deban estar en la nevera. Eso de tener todos los alimentos por medio puede resultar siendo un error muy grande. Sobre todo, en verano, cuando parece que las hormigas van a abrir los envoltorios a cabezazos.

  1. Superficie de trabajo.

¡Guarda, aunque sea, un espacio pequeñito! Y que esté limpio por favor. Es peligroso usar la misma bayeta para limpiar toda la cocina, o cocinar carne o pescado en una superficie sucia. Podemos acabar con una indigestión, así que no te saltes este paso, por lo que más quieras.

Si ya tienes lo básico, podemos empezar a pensar en optimizar aún más esa comodidad.

Ya podemos cocinar y limpiar tranquilos en nuestra cocina. Sin embargo, se me ocurren más maneras de volver aún más cómoda nuestra cocina. Por ejemplo:

Podemos optimizar los lugares de almacenamiento con muebles, armarios y cajones que nos ayuden a mantener organizados todos los elementos de nuestra cocina. En Ikea hay ideas increíbles, ya que son los reyes si hablamos del aprovechamiento del espacio.

La iluminación debe ser la correcta, para que no tengas que estar “achinando” los ojos cada vez que vas a cocinar. Puedes acabar cortándote un dedo o comiéndote la comida del gato ¡ten cuidado! Es mejor colocar iluminación focal como luces colgantes o colocar varias barras de luz aprovechando el techo de la cocina, y, sobre todo, te recomendamos luz blanca en vez de usar luz cálida, créeme, notarás la diferencia.

Los utensilios para cocinar deben estar al alcance de tu mano, al igual que los guantes de cocina para que no te quemes al sacar algo del horno. Puedes usar barras colgantes, ganchos o imanes para tener a mano los utensilios más utilizados.

Si tu cocina es grande, puedes añadir una isla para tener más espacio para cocinar e incluso comer en la misma. Además, las islas le otorgarán a tu cocina un espacio de almacenamiento extra, en el que puedes seguir metiendo útiles o almacenar comida.

Instala una campana extractora para eliminar olores. Muchas personas viven en una cocina sin ventanas (¡Que horror!) dando como resultado que todos los olores y el humo que se ocasiona al cocinar, campen a sus anchas por toda la casa. Si ves que falta ventilación, instálala y quítate de problemas.

Convierte tu cocina en una cocina modular. Las cocinas modulares están formadas por módulos o armarios previamente diseñados para lograr el culmen de la organización y la estética. Para sentirte lo más cómodo posible en tu cocina, puedes lanzarte a convertirla directamente en una cocina modular, y quedará tan bonita como las que puedes observar en Modular Cocinas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Las ventanas de PVC son lo mejor

En este artículo los lectores conoceréis información sobre las ventanas de PVC ya que se encuentran fabricadas con un material de plástico que es de

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Scroll al inicio