Una fiesta infantil de disfraces en el jardín de casa

Una fiesta infantil de disfraces en el jardín de casa

Si tienes la gran suerte de disponer de una vivienda unifamiliar con jardín, supongo que ya eres conocedora de que tienes un excelente lugar para celebrar cualquier tipo de fiesta, ya sea de cumpleaños, familiar, cena con amigos, etc. En mi casa, hace poco, nos propusimos celebrar una fiesta infantil de disfraces con una temática muy particular, el mundo del circo y todo lo que se desarrolla a su alrededor. Para ello las mamás y los papás de los niños se pusieron de acuerdo y decidieron hacer un encargo conjunto de disfraces, decidiendo que nada mejor que hacer una visita a la página web de La casa de los disfraces, donde realizan envíos gratis a partir de pedidos mayores de 75 euros en un plazo de 24 horas, y en ella se pueden encontrar desde trajes del clásico payaso, a trajes de arlequín, domadores, animales como leones, equilibristas, etc.

Una vez elegidos los trajes para los niños el siguiente paso fue la decoración del jardín de acuerdo con el tema de la fiesta. Para ello, si quieres replicar esta reunión en tu casa, tienes que convertir tu jardín en una carpa de circo al aire libre, pudiendo desarrollar varias ideas como pueden ser instalar un pequeño escenario donde el niño que haga la función de presentador pueda anunciar las pequeñas actuaciones de sus compañeros, como por ejemplo los chistes o pequeñas historietas contadas por los payasos, la actuación de un pequeño domador con su látigo haciendo saltar a su compañero león, etc.

También podemos realizar un pequeño trapecio con unas cuerdas y un palo, a modo de columpio, con un poco más de altura pero colocándole una colchoneta en el suelo para prevenir accidentes en caso de caídas. Otra idea puede ser poner guirnaldas y farolillos de diversos colores, así como muchos globos para dar un ambiente festivo al lugar, o realizar un payaso uniendo varios globos de colores para poner en la entrada del jardín y dar la bienvenida a los pequeños invitados. Además, seguro que en vuestra casa tenéis también varios peluches de animales o muñecos de payaso para ambientar la fiesta que se pueden distribuir por la zona para hacer que sea lo más parecido a una carpa de circo.

También hay que pensar en la música. En toda fiesta infantil es importante. Y para ello hay que escoger temas relacionados con el circo o canciones infantiles. Y si queremos que los niños no se aburran, podemos usar juegos de magia. La magia desarrolla la curiosidad de los niños y los anima a estar concentrados y atentos. Cajas de cartón, cuerdas, botes reciclados…, todo nos puede servir para improvisar divertidos juegos.

Nosotros, para que estuviesen activos y animados, colocamos una mesa en una esquina del jardín con accesorios como pelucas, narices de payasos, sombreros, etc., donde los niños podían variar sus complementos y hacer nuevos disfraces a su gusto. Allí también dejamos unas cuatro o cinco pelotas pequeñas para que los niños intentasen hacer ejercicios de malabarismo.

Para los equilibrios, pusimos un tablón estrecho de madera sobre dos troncos, por donde los niños podían caminar haciendo rondas de equilibrio con el palo de una escoba en las manos o hacer un concurso de equilibristas. Y preparamos talleres, como por ejemplo uno de maquillaje para payasos, uno de confección de gorros de papel, uno de trucos de magia, etc.

Y, por supuesto, lo que no puede faltar en ninguna fiesta infantil, una mesa adornada para la ocasión con abundantes caramelos y golosinas, sándwiches, patatas fritas y refrescos.

Como veis, nada que se salga de un presupuesto normal y que soluciona todo un día con los niños de la casa y donde ellos disfrutarán al máximo, dando solución así por una jornada a esa mítica pregunta de qué hacemos con los niños en verano.