Un nuevo tipo de calefacción eficiente para tu hogar

Si por algo se va a caracterizar 2017 es porque el precio de la energía se disparó en invierno, haciendo que el precio de la factura aumentase hasta un treinta por ciento respecto a meses anteriores. Esto se debe a la gran dependencia energética que existe en los hogares, y a los picos de consumo.

Es imposible predecir cómo va a comportarse el tiempo, ya que en España, el precio de la luz depende en gran medida de lo eficientes que sean las energías renovables. Pero en el momento en el que estas no son productivas se tiene que comprar energía a las empresas energéticas, y el precio de la misma suele ser bastante caro debido a la subasta que se produce.

Pero la realidad es que uno de los drenajes de consumo de las casas en invierno es la calefacción, que tiene que estar encendida para poder estar a gusto. Se ha hablado mucho de que las viviendas no están correctamente aisladas y que por eso los consumos son tan elevados, pero la realidad es diferente.

La realidad es que en las viviendas los calentadores eléctricos y la calefacción eléctrica supone un gran consumo. Existen algunas alternativas a los calentadores y estufas eléctricas, y hoy nos centramos en la calefacción. En concreto vamos a hablar sobre las calderas de biomasa, ya que son realmente rentables a medio-largo plazo.

Conoce las calderas de biomasa

Las calderas de biomasa son una solución ecológica y eficaz para calentar la casa y responder a la demanda de agua caliente sanitaria. Como fuente de energía renovable, la biomasa tiene un balance neutro de emisiones de CO2. Desde el punto de vista del ahorro económico, una vez puesta en marcha, el coste de una caldera de biomasa es significativamente menor al de otros sistemas y, además, su uso permite reducir el consumo de energía eléctrica.

Las calderas de biomasa se alimentan con residuos orgánicos como restos de podas, huesos de aceituna, cáscaras de nuez, almendras o pistachos, astillas o briquetas, aunque lo más habitual es usar pellets, un material de alta densidad y gran poder calorífico fabricado a partir de serrín natural seco y virutas procedentes de los desperdicios de serrerías y carpinterías.

La biomasa es un biocombustible sólido actualmente más económico que el resto de los combustibles para calderas, que además provienen de fuentes de energía no renovables. Aunque el precio del pellet y las astillas sube cada año, sigue siendo inferior a otras fuentes de energía como el gas.

Si bien es cierto que una caldera de biomasa requiere una inversión inicial superior a otro tipo de instalaciones, pasado el periodo de amortización, su ahorro puede ser superior al 50% con respecto al uso del gasoil. De hecho, el ahorro que se obtiene al usar una caldera de biomasa se nota, sobre todo, en el consumo mensual y ese es el principal motivo por el que su demanda para uso doméstico ha ido creciendo gradualmente en nuestro país.

Además, conforme ha ido aumentando la demanda, las calderas han ido abaratándose. Dependiendo de su capacidad y rendimiento, el precio de una caldera de las que normalmente se instalan en viviendas unifamiliares arranca en los 2.000 euros.

Al igual que las calderas de gas, las calderas de biomasa van conectadas al circuito de agua caliente y calefacción de la casa. Su funcionamiento es similar: se basa en la recuperación del calor generado durante la combustión de la biomasa para calentar el agua del circuito del intercambiador de la caldera, de modo que éste derive el agua caliente al circuito de calefacción.

Las calderas de biomasa exigen cierto mantenimiento extra por parte del usuario, quien tendrá que ocuparse de limpiar el quemador y retirar las cenizas generadas cada cierto tiempo. Además, hay que contar con que ocupan mayor espacio que otro tipo de calderas, pues tienen que acompañarse de un depósito para almacenar el biocombustible. Un alimentador de tornillo sin fin o de succión comunica el aparato de la caldera con ese contenedor suministrándole el combustible necesario para su funcionamiento.

Para obtener una caldera de biomasa hay que contactar con empresas especialistas como Vimai, una empresa especializada en la venta de calderas de gasoil, gas, biomasa y pellets baratas y de gran calidad, que gracias a su dilatada experiencia y a su equipo altamente cualificado son uno de los referentes en el mercado.