A falta de pan, buenas son tortas

Otro verano más sin vacaciones, y con este calor… cuando llegará el día que pueda cogerme algo más que un fin de semana para relajarme, descansar e ir a la playa, con lo que me gusta el mar, y nadar… Todavía me acuerdo cuando no tenía tantas responsabilidades laborales, cuando era una empleada más con su mes de vacaciones. Y es que ascender en el trabajo, llegar a lo más alto, está muy bien, pero tiene su lado negativo, que te quedas sin vida propia. Este es el precio del triunfo, tu vida.

Pero este verano será diferente. Aprovechando mi considerable subida de  sueldo me he comprado una casa en el campo. Es muy bonita, con un jardín enorme en el que acabo de instalar una piscina prefabricada super chula fabricada por Piscinas DTP, líderes en el sector de las piscinas con la gama más completa del mercado y una línea de colores exclusiva. Cuentan con un equipo altamente cualificado en el diseño, construcción e instalación de piscinas, con las máximas garantías de seguridad y calidad. Su amplia red de venta se extiende a todo el territorio español, pero también venden en Francia, Portugal y Marruecos, siendo a día de hoy todo un referente en el sector. Y lo mejor de todo es que el plazo de entrega lo redujeron al mínimo, igual que la instalación de la piscina. Con personas así da gusto trabajar.

Y así que ahora nado como una loca en mi piscinaca, y de vez en cuando, invito a los colegas y aunque no tenga vacaciones tampoco este año, intentaré llevarlo lo mejor posible. Pero eso sí, el verano próximo me voy a China, lo juro por la memoria de Bruce Lee.

Algo más que diversión

Cuando vives en una ciudad de interior, y además, muy calurosa, la piscina se convierte en ese sueño que no todo el mundo se puede permitir. Afortunadamente, los largos años de esfuerzo y duro trabajo han dado resultados, y hoy no me avergüenza poder decir que en este momento yo sí me la puede permitir. Por otro lado, pocos gastos tengo, nunca he sido una persona derrochadora y siempre he tenido mis ahorrillos, incluso cuando trabajaba en esa pizzería durante mi época universitaria.

El caso es que he podido y lo he hecho, y además le intento sacar todo el partido posible. Ahora se me da por practicar ejercicio en el agua. Es muy divertido y apenas te cansas. Te animo a probarlo. Con unos sencillos ejercicios que he sacado del youtube trabajo abdomen, hombros, tríceps, pectorales, piernas y glúteos, y me estoy poniendo super en forma. Estos ejercicios consisten en lo siguiente:

En primer lugar, me pego a la pared y empujo con los brazos, elevo el cuerpo, de forma que mi tronco queda por encima de la misma. Este sencillo movimiento me permite trabajar tríceps, hombros, pecho y zona media del cuerpo. Lo repite entre 10 y 15 veces y paso al siguiente.

A continuación doy saltos en el interior de la piscina lo más alto que puede, intentando llevar ambas rodillas al pecho, durante unas 20 repeticiones.

Otro ejercicio consiste en saltar con las dos piernas juntas como si se tratase de un obstáculo, y también lo repito unas 20 veces.

Finalmente hago como si corriera bajo el agua, movimiento que también requiere la acción de los brazos. De esta forma, trabajo piernas y abdomen. Cansa un poco, pero es muy eficaz para quemar calorías, cosa que no me viene nada mal dado mi reciente aumento de peso.

Si tienes la oportunidad te recomiendo poner estos sencillos ejercicios en práctica. En poco tiempo notarás los resultados, te lo garantizo.