Por qué delegar la limpieza de casa y a quién

La limpieza de nuestro hogar es un engorro, pero es también una tarea en la que se nos va muchísimo tiempo. Porque da lo mismo cuán limpio lo dejemos, ya que el polvo y la suciedad vuelven enseguida y hay que volver a repetir a la faena periódicamente. Nuestro consejo, desde aquí, es hacer varias limpiezas generales al año y después simplemente ir repasando los lugares más críticos, como baños, cocina o polvo. De esta manera, delegando esas limpiezas generales en una empresa de confianza como Limpieza a Domicilio Bilbao, lograremos reducir el tiempo que dedicamos a esta tarea y podemos invertirlo en otras labores, como planchar, hacer deporte, aficiones como leer o incluso trabajar.

Y es que la clave está ahí, es no ensuciar mucho más que en limpiar un montón. Si conseguimos mantener la casa ordenada y no manchar una barbaridad los días siguientes bastará con levantarnos, hacer la cama, y sacar un huequillo a la semana para hacer un pequeño repaso a los baños, el polvo y la cocina. Si además, nos ayudamos de la tecnología, como es el caso de las aspiradoras que reconocen la superficie de la casa y funcionan solas, lo tendremos todo resuelto en cuestión de un par de horas a la semana o incluso menos.

Puede ser que en un principio lo veamos como un gasto, pero en realidad es toda una inversión. En mi caso, que trabajo en casa, el hecho de no tener que dedicar tantas horas a la limpieza me ha ayudado a poder tener más tiempo para coger encargos, de forma que estoy ganando más dinero, aunque tenga ese pequeño gasto cada par de meses.

Asimismo, otro de los puntos a favor es que delegando esta tarea vamos a ganar tiempo para nosotros, para sentirnos más descansados o también para aprovecharlo y disfrutarlo con amigos, saliendo a practicar deporte (lo que mejorará nuestra salud), viendo series, películas, leyendo, etc. Siempre nos estamos quejando de lo duro que resulta conciliar el trabajo con las tareas de casa y la familia, pues aquí tenemos una solución que nos ayudará a hacer nuestra vida más fácil.

En quién delegar la limpieza de nuestra casa

Meter a alguien de nuevas en nuestra casa no es algo que nos inspire mucha confianza. Más si debemos darle las llaves porque viene mientras nosotros estamos en la oficina. Es por esto que ahora han funcionado las relaciones a través del boca a boca. Si a un amigo le iba bien un empleado para hacer limpieza, le pedíamos el teléfono y tratábamos de contratarlo nosotros mismos. De esta forma podía salirnos bien, pero resulta caro, ya que debemos hacernos cargo de los pagos a la seguridad social por contratar a esa persona.

Es por esto que en los últimos tiempos han proliferado las empresas especializadas en limpieza a domicilio o en oficinas, donde los gastos de seguridad social que generan estos empleados corren a cargo de la propia compañía y nosotros no tenemos más que pedir una factura final como si se tratase de cualquier otro servicio a contratar. Asimismo, otra de las ventajas de este tipo de empresas es que cuentan con un seguro en caso de ocurrir cualquier tipo de improviso. Y, por supuesto, son profesionales, por lo que vienen con una mano de obra cualificada y las herramientas necesarias para hacer una limpieza a fondo en el menor tiempo posible y de lo más eficaz.

En España contamos en este sentido con Limpiezas a Domicilio Bilbao, que ofrece su servicio de limpieza y plancha para el hogar con la mayor calidad y un acabado acorde a lo que esperas, ya que siguen las instrucciones, prioridades y preferencias de los clientes en cuanto a zonas y nivel de acabado.

En Limpiezas a Domicilio Bilbao están especializados en el servicio de limpieza a domicilio del hogar para particulares y ofrecen un trato cercano y personal. Cuentan con dos tipos de servicios: uno fijo o periódico (la contratación puede ser semanal o quincenal, tanto de limpieza como de plancha o ambos, para el que se utilizan los útiles del cliente, como plancha, aspirador, etc., y se puede elegir entre utilizar sus productos de limpieza y bayetas profesionales o los del domicilio; en este caso siempre acude la misma operaria y la tarifa dependerá de las horas semanales contratadas) u otro esporádico o puntual (adecuado para necesidades puntuales como limpiezas de fin de obra, a fondo, periódicas, puesta a punto, fin de alquiler, etc., y aquí es posible utilizar también los útiles de limpieza de la empresa, como aspirador, máquina de vapor, útiles limpiacristales, etc., y sus productos y bayetas profesionales), y la tarifa a aplicar se realiza mediante bonos por horas. Estos bonos se pueden utilizar para una sola intervención o cuando el cliente precise los servicios, hasta en seis meses desde su compra. El mínimo son dos horas por cada servicio solicitado. Y se pueden utilizar en más de una dirección o domicilio. El servicio incluye limpieza del hogar, planchado de ropa, colada, organización de armarios, etc.