Consejos para instalar Placas Solares en Casa

La energía solar fotovoltaica constituye un medio alternativo económico y limpio a las energías tradicionales para las instalaciones de calefacción y agua caliente.

La tendencia al alza de los precios de la electricidad y el gas, así como el hecho de que las placas solares suelen durar de 20 a 25 años, hace que la recuperación inicial esté más que asegurada en un plazo de unos 10 años.

Por otra parte, además del componente económico está el hecho de ser más respetuoso con el medio ambiente y apostar por formas de energía alternativas y mucho menos contaminantes.

Llevábamos tiempo hablando de la posibilidad de instalar paneles solares en el tejado y hacer algunos cambios y reformas en casa para conseguir un hogar lo más ecológico posible. Teníamos la esperanza de que, a largo plazo, tuviéramos cierta, sino completa, eficiencia y autonomía energética.

Empezaríamos por la instalación de placas solares. Al principio, nuestra inexperiencia nos llevó a pensar que podíamos hacerlo por nuestra cuenta.

Cosas a tener en cuenta a la hora de instalar Placas Solares en Casa

Si bien, la instalación de placas solares en el tejado de tu casa no es una tarea tan sencilla, existen una serie de claros riesgos. Por esta razón siempre es mejor contar con el servicio de profesionales.

Nosotros tras valorar nuestras opciones, nos dimos cuenta que en esta parte del proceso de instalación íbamos a tener que invertir en los servicios de unos auténticos profesionales de trabajos en altura.

El hermano de mi marido conocía Workprotec, por varios trabajos que le habían realizado y nos lo recomendó así que les llamamos.

Una vez en casa nos explicaron lo bien que habíamos hecho en contactarles y todos los riesgos que tiene la instalación de unas placas solares en un tejado.

Para empezar, debemos tener muy clara la superficie de la que disponemos para instalar los paneles solares. Cualquier superficie, pared, tejado o azotea puede servir, pero, claro está, debe ser soleada (con orientación sur) y que sea capaz de resistir al peso de la estructura de paneles.

Otro dato que desconocíamos es que, en la Península Ibérica, por lo general, la inclinación debe ser de unos 30 grados de media hacia el sur para optimizar la captación solar.

Por otra parte, algunos peligros físicos a los que se enfrentan los trabajadores al instalar los sistemas de paneles solares son similares a los identificados en el sector de la construcción. Entre ellos, las caídas, las elevadas temperaturas, los espacios reducidos y la electrocución durante las tareas de construcción y mantenimiento.

Es habitual el uso de escaleras y andamios, además de que podemos encontrarnos en constante proximidad de cornisas y techos solares, por lo que estamos más expuestos a caídas.

Desde sistemas de barandillas, sistemas de redes de seguridad, sistemas de detención de caídas todo es importante al desarrollar este tipo de trabajos de altura.

Además, los paneles solares deben ser levantados de forma segura a los tejados por los que hay diferentes riesgos laborales también asociados al sobreesfuerzo, transporte, sujeción y colocación de la carga.