Cómo conseguir mayor Eficiencia Energética en nuestros Hogares

Ha cambiado mucho la idea de vivienda tanto en el sentido arquitectónico como en términos de consumo energético. El uso de las energías renovables marca un antes y un después de nuestras viviendas ya desde el 2006.

A la utilización de nuevos materiales y diseños innovadores se suma también las innovaciones tecnológicas aplicadas a las viviendas.

Lejos quedan ya los tiempos en los que el concepto de las Smart Home era fruto de la ciencia ficción, ahora cada vez más personas introducen diferentes sistemas de domótica que además de hacer la vida más sencilla también ayudan en el ahorro energético.

La domótica es el conjunto de sistemas capaces de automatizar una vivienda, ofreciendo así servicios de gestión energética que ahorran energía, dan seguridad al usuario y que se integran por medio de redes interiores y exteriores de comunicación, cableados inalámbricos que se pueden controlar de forma local o remota a través de Internet desde un ordenador o desde tu propio Smartphone.

La domótica la podemos aplicar a la eficiencia energética en la medida en que usamos estos avances tecnológicos para el ahorro energético y para automatizar los procesos que optimicen así los recursos, y de esta manera, aprovechar al máximo la energía.

Pablo Carbajo, socio responsable del Área Inmobiliaria de Everis afirma en cuanto a la domótica que: “Es la que permite capturar la información para determinar las órdenes de encendido y apagado de lo sistemas de alta eficiencia, o que el usuario, de manera remota, pueda acceder a su vivienda para interactuar con ella”

Diferentes formas de Ahorro Energético con Domótica

En Sindel recomiendan la instalación de diferentes sistemas de domótica para aplicarlos en el ahorro energético de nuestro hogar.

Y es que, haciendo un consumo inteligente y sabiendo aplicar las ventajas que nos ofrecen las innovaciones tecnológicas podemos conseguir un ahorro significativo en nuestras facturas, además de estar siendo más responsables con el medio ambiente.

Gracias a determinados sistemas de domótica podemos gestionar de una forma más inteligente, por ejemplo, el agua caliente sanitaria, la iluminación, la climatización, los electrodomésticos, etc. haciendo un uso eficiente de la energía y aprovechando al máximo los recursos naturales y las tarifas horarias con menor coste.

Uno de los principales gastos en términos de energía tiene que ver con la climatización de nuestro hogar. La domótica nos permite el ahorro de gas al regular la climatización de nuestra vivienda teniendo en cuenta factores tan diferentes como son la zona u orientación de la vivienda, la temperatura exterior, la hora del día o si nos hemos dejado alguna ventana abierta.

También podemos instalar sistemas de control y regulación centralizados para evitar así posibles fugas de gas con lo que ayudamos en el mantenimiento de las instalaciones.

En cuanto al ahorro en electricidad, siempre que hagamos un uso de un sistema de iluminación eficiente conseguiremos ahorrar en este sentido. Aprovechando al máximo las horas de luz natural y la ubicación de nuestra vivienda.

Además, poder controlar los diferentes mecanismos de iluminación con sistemas que nos avisen de si nos hemos dejado algo encendido y así apagarlo también incurrirá en un mayor ahorro energético.

La instalación de toldos con sistemas de control automáticas que faciliten la entrada del sol solo cuando sea necesario y ayuda así a controlar el ahorro en la iluminación, así como en la climatización de la vivienda.

El control inteligente de nuestros electrodomésticos también nos ayudará a ahorrar en materia de consumo eléctrico.

En cuanto al ahorro de agua son muchas las opciones de ahorro empelando domótica, sobretodo si tenemos un sistema de riego y aplicamos controles inteligentes de riego a través de sensores de lluvia y humedad que detectarán automáticamente cuándo es necesario el riego.

Por otro lado, la domótica también controla las fugas de agua, con lo que facilita el mantenimiento de la instalación. Al contar con grifos inteligentes que regulen el caudal de agua según la necesidad también tendremos un importante ahorro en el consumo.

De esta manera, haciendo un cuidadoso estudio con ayuda de profesionales podremos valorar los sistemas de domótica que nos interesan por nuestro tipo particular de vivienda y pensando en conseguir así no solo un mayor confort sino también un uso mucho más eficiente de los recursos y el ahorro energético que esto supone.