¿Cerramiento de Aluminio o de PVC?

Esta es una pregunta que suele hacerse. Vamos a analizar las dos posibilidades.

Cerramientos de aluminio

Estos cuentan con una serie de ventajas a considerar. Lo primero es que el aluminio no precisa de mantenimiento, puesto que no atrae la suciedad por sus acabados en laca. El rozamiento que tienen los herrajes es bastante suave, por lo que las averías cuando se produce un mal uso son escasas.

El proceso de anodizado que tienen hace que se adhiera la pintura de forma correcta, impidiendo la corrosión parcial o total de la perfilería, por lo que no se deteriora ni deforma. Los estudios y avances dejan claro que las ventanas de aluminio aportan una garantía grande para luchar contra la humedad, el sol y las demás inclemencias meteorológicas que puedan ocurrir.

No estamos ante un material inflamable, por lo que, si se produce un incendio, no se desprenden sustancias nocivas para la salud. Altamente ecológico y es reciclable, a lo que se suma el bajo coste energético y que no es tóxico.

Lo mejor es que se adapta a cualquier clase de obra y esto hace que pueda responder a cualquier clase de necesidad en el apartado arquitectónico. Se adapta a todo espesor de vidrio, por lo que el aislamiento térmico y acústico se adecúa a las necesidades de cada hogar o local, esto hace que se adapte a todo tipo de requisitos legales.

Podemos finalizar diciendo que los cerramientos de aluminio pueden matizarse en casi cualquier clase de acabado e incluso haciendo imitaciones a madera.

EL PVC

En el caso del PVC, tiene una composición que la conforma el petróleo y el cloro, por lo que no se propaga el fuego, no son una amenaza ni para el medio ambiente ni para la salud de las personas. Se adaptan a cualquier clase de obra y tienen una duración media que está sobre los 35 años sin necesitar prácticamente mantenimiento alguno.

Estamos ante un material ideal para lograr el mayor aislamiento acústico y térmico. Por su nula conductividad, el PVC logra tener unos coeficientes de transmisión térmica bastante inferiores a otra clase de materiales, mejorando en buena manera los resultados de cualquier carpintería de metal. Son superiores como aislantes.

Si todo esto lo unimos a un acristalamiento eficaz, lograrás los mejores resultados de aislamiento acústico, casi hasta niveles insuperables.

Hablamos de un material cálido, que evita completamente problemas de condensación. Cuando una ventana de PVC se condensa, el fenómeno se produce en el vidrio.

Son sencillos de limpiar, pues solo se necesita agua y jabón. Tampoco se oxidan, aunque se produzca alguna clase de golpe o arañazo en las superficies de la propia ventana.

Es un material cálido. Evita por completo los problemas de condensación en sus perfiles. Si una ventana de PVC condesa, este fenómeno se produce en el vidrio y no en la perfilería.

Lo que está claro es que, a la hora de fabricar, instalar o vender productos, debes de confiar únicamente en profesionales. En aluminisratri.com saben muy bien como trabajar estos materiales, puesto que tiene más de dos décadas de experiencia profesional en el sector.

Se encargan de fabricar e instalar persianas enrollables, mamparas de baño, ventanas de aluminio, toldos a medida para balcones y terrazas, puertas de entrada, etc.

Ellos se encargan de hacerte presupuestos sin ningún compromiso y puedes lograr el tipo de cerramiento que quieres con la seguridad de que está hecho por profesionales que tienen una garantía de éxito y fama que se han granjeado con su trabajo.

Ahora es turno de acudir a ellos o a cualquier otro profesional que te termine por asesorar y así podrás tomar la decisión de inclinarte por uno u otro a la hora de optar por ellos para el cerramiento de tu casa.

En estos tiempos en que vivimos, donde la importancia del tiempo es sumamente grande, hay que dar la importancia que merece a la energía. Hay que apostar por el máximo ahorro sin pérdida de confort, una lucha en la que la técnica y las investigaciones avanzan cada vez más y donde nosotros los consumidores, tenemos que estar siempre bien informados, pues podemos ahorrarnos un buen dinero todos los meses y además estar más protegidos.